CINE-OCULTO

CINE-OCULTO

viernes, 2 de septiembre de 2016

CRÍTICA: STAR TREK: MÁS ALLÁ




Título original: Star Trek: Beyond
Director: Justin Lin
Guión: Simon Pegg, Doug Jung, Roberto Orci, John D. Payne, Patrick McKay
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Stephen Windon
Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Simon Pegg, Karl Urban, Anton Yelchin, John Cho, Idris Elba, Sofia Boutella
Distribuidora: Paramount Pictures


Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 120 minutos



El legado trekki ha llegado y con la nueva película de Star Trek estamos absorbidos ante una pequeña maravilla que cautiva con todo su gran esplendor al público actual. Pero no hay mucho público que acepte este pequeño desafío... “Star Trek: Más Allá” (Star Trek: Beyond, Justin Lin, 2016) es un film muy característico pero muy bien rodado. Es fiel a sus antecesoras e incluso Justin Lin y Simon Pegg consiguen que sus personajes sean más afables donde la acción transcurre con mucho más esmero y entretenimiento. Nos deleita con una fabulosa tercera parte. “Star Trek: Más Allá” narra la historia de la nave Enterprise durante un viaje de reconocimiento por un planeta muy parecido a la Tierra, pero cuando una nave desconocida ataca sin remordimientos a nuestros amigos habrá una lucha encarnizada por la supremacía de la paz o de la guerra…


Aunque se pensaba que la franquicia estaba llegando al fin después de que JJ Abrahms se retirara y abandonara yéndose a la contrincante “Star Wars” (Star Wars, George Lucas, 1977-2015) , el legado continua y mejor que nunca. Esta nueva versión es mucho más entretenida y divertida que garantiza la continuidad de esta maravillosa saga que cumple más de 50 años. Aunque el guión no sea su fuerte, Simon Pegg consigue que el espectador entre e interactúe con los personajes. Lo más importante de este film. Las desavenencias entre Bones y Spock, la relación entre Scotty y el nuevo personaje Sheila y la curiosidad de Sulu. Simon Pegg viene de la comedia dramática y sucumbe ante la expectación de una sci-fi.


Zachary Quinto y Chris Pine siguen en auge. Sus actuaciones siguen siendo memorables. Mientras que los demás están mas que correctos con ciertos momentos de brillantez de Simon Pegg, Karl Urban y Zoe Saldana. La música de Michael Giacchino nos lleva a los años sesenta. Ha sabido llevarla muy bien a cabo y funciona a la perfección con la inmejorable mano de Justin Lin. El director Justin Lin dirige un vertiginoso carnaval de ocurrencias, explosiones y efectos realmente despampanantes. La película es perfecta para atraer a nuevos espectadores y aparte, traen una habilidad de energía para la acción a la vez siendo nostálgica para todo aquel treeki o mero aficionado a la antigua serie de ficción.


“Star Trek: Más Allá” es un episodio muy disfrutable y muy aceptable. La fotografía es maravillosa, el juego de color es perfecto. La utilización de planos secuencias y movimientos vertiginales cada dos por tres llena a la película de una gracia incalculable. Esta película va siendo una gran recopilación de grandes éxitos que nos lleva a la frontera final con una filosofía más que discutible en esta sociedad. Sin duda alguna, nos regala otro enemigo tan potente como Khan, el increíble Krall. La unión hace la fuerza pero “Star Trek: Más Allá” se decanta por saber si somos fieles a la paz o a la guerra. Un gran final para la Enterprise y a la vez, un gran comienzo para nuevas aventuras de nuestra tripulación.


NOTA CINE-OCULTO: 7,5/10

viernes, 26 de agosto de 2016

CRÍTICA: NERVE




Título original: Nerve
Dirección: Henry Joost, Ariel Schulman
Guión: Jeanne Ryan, Jessica Sharzer
Fotografía: Michael Simmonds
Música: Rob Simonsen
Reparto: Emma Roberts, Dave Franco, Juliette Lewis, Samira Wiley, Emile Meade, Kemiko Glenn, Marc John Jefferies
Distribuidora: LionsGate Films
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 96 minutos


El mundo de la tecnología se nos apodera cada vez más. Y "Nerve" (Idem, Henry Joost, Ariel Schulman, 2016) es un ejemplo a seguir. Los juegos virtuales, las realidades aumentadas, los videos en directos, Instagram, Facebook, etc.; todo, todo esto, son los nuevos dominadores del mundo. Y como no, los necesitamos como agua de Mayo... "Nerve" es una película que juega mucho con el siglo XXI, donde el espectador es quien toma la iniciativa a todo momento. Y en sí, es una película muy entretenida. No tiene momentos aburridisimos e inolvidables ni secuencias maravillosas, pero el juego de la fotografía y el montaje frenético funciona perfectamente. "Nerve" narra la historia de una estudiante de secundaria, Venus, que se adentra en un juego virtual online en el que consiste en "verdad o acción", donde todos los movimientos están vinculados por los espectadores y los hackers y que cada vez todo es más oscuro...


Referente al guión, "Nerve" no es ninguna maravilla. Mantiene la tensión a lo largo de los noventa minutos, pero contiene agujeros cada dos por tres. Aunque hay que admitir el tercer acto es superlativo. El mensaje que contiene es profundo y cruel sobre la sociedad actual, pero no es del todo descabellado. Hemos llegado a un extremo en el que somos capaces de hacer cualquier cosa sin remordimientos. Pero, ¿qué pasa? que el espectador solamente la verá como una simple película entretenida, disfrutable y olvidadiza a lo largo de los días. Importa, sí, por qué, porque es una visión de como la sociedad se ha convertido en propios voyeristas de la cultura, de la sociedad y de la vida. Una jauría de gladiadores... Jeanne Ryan y Jessica Sharzer, os aplaudo por este trabajo...


Los jóvenes Emma Roberts y Dave Franco sucumben. Consiguen con gran esfuerzo, creernos a los personajes. Los secundarios..., no... He aquí el problema del film. En el transcurso de los noventa minutos, la fuerza la conlleva la joven pareja. A veces difícil de creer, pero muy bien trabajados. La dirección del dúo Henry Joost y Ariel Schulman mantiene las cosas en marcha. La tensión, las relaciones personajes de los protagonistas, el guión y sobretodo el montaje hacen que se expriman lo máximo posible. Un gran acierto. La fotografía de Michael Simmonds es espectacular. El juego de luces de neón, de retoques digitales, la oscuridad... ha sido trabajado de formar tan profesional que puede llegar muy lejos. Y sin olvidar, el gran montaje vertiginoso, frenético y tenso que tiene "Nerve"...


Aunque sea una película entretenida y pasable para el espectador, tiene muchos mensajes profundos. Es una mezcla entre el "Pokemon Go" y "The Game" (Idem, David Fincher, 1997), una pequeña sorpresa veraniega y que hace a los seriéfilos la espera ansionsa de "Black Mirror" (Idem, Charlie Brooker, 2013-Actual) la obra maestra por antonomasia de la visión tecnológica...

NOTA CINE OCULTO: 6/10

domingo, 19 de junio de 2016

MARATÓN EXPEDIENTE WARREN




Título original: The Conjuring 2: The Enfold Poltergeist
Director: James Wan
Guión: Carey Hayes, Chad Hayes
Fotografía: Don Burgess
Música: Joseph Bishara
Reparto: Patrick Wilson, Vera Farmiga, Madison Wolfe, Franka Potente, Frances O'Connor, Lauren Esposito, Patrick McAuley
Distribuidora: New Line Cinema
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 133 minutos



Hace unos días pude disfrutar de una gran maratón y de la que tenía muchas ganas de disfrutar. La maratón de las películas más terroríficas del siglo XXI y del creador James Wan, "Expediente Warren" (The Conjuring, James Wan, 2013-16). Sabiendo que la primera fue estrenada hace unos cuantos años, vamos a hablar de está segunda parte, mucho más terrorífica (en base del juego de saltos), más humana y también mucho más dramática, lo que la convierte en mucho más larga que la anterior. "Expediente Warren: El caso Einfeld" (The Conjuring 2: The Einfeld Poltergeist, James Wan, 2016) narra la historia de una niña que sufre el acoso de un espíritu en Londres. Los parapsicólogos Ed y Lorraine Warren deciden visitarla y conseguir argumentos para que la Iglesia consiga realizar un exorcismo, pero algo oscuro ocurrirá...


Estamos ante la nueva promesa del cine de terror y seguramente, uno de los directores más talentosos del siglo XXI, James Wan. James Wan, y aunque no esté su compañero inseparable en el guión, los hermanos Hayes han hecho un gran trabajo. Han manejado perfectamente los conflictos internos con los externos, han sabido llevar a cabo los puntos más álgidos de los personajes y el juego de los personajes ambientados en lugares lejanos lo hacen más electrizante y espeluznante. La película consigue ser impactante siendo más larga, más elaborada y con una gran cantidad de sustos sencillos y fácilones. Considerando los sustos, lo único que se podría sacar de negatividad de un guión tan bien escrito en forma dramática y épica. Lo que hace que la anterior "Expediente Warren" (The Conjuring, James Wan, 2013) siga siendo aún superior, pero sin duda alguna, estamos ante una maravillosa secuela capaz de desbaratar a cualquier película de terror actual. El rey del género...


Los protagonistas Patrick Wilson y Vera Farmiga cada vez se superan. Para mi gusto, es la pareja perfecta. Aunque esta vez el protagonismo recae más en Patrick Wilson, donde él es capaz de llevarlo a lo más alto. No defrauda en ningún momento. Vera Farmiga está muy bien, tiene momentos muy prácticos y dramáticos pero no tan apoteósica como en la primera parte. La sorpresa es la de Madison Wolfe, la chiquilla que sufre la posesión del espíritu. Pero sin duda alguna, el experimento de Wan consigue que Vera Farmiga y Patrick Wilson hagan unas excelentes actuaciones. Sí, señor.

Lo más positivo del largometraje es el juego de la música con la atmósfera, ya que confabulan con una fórmula perfecta. Joseph Bisara y sus toques sutiles musicales hacen que cada espectador sufra saltos totalmente inesperados (para algunos más esperados de lo normal...). Deja totalmente satisfecho al espectador que este buscando una película que le asuste. Sin dejar de lado el montaje paralelo al que se somete los 130 minutos de largometraje lo que transmite al espectador dos secuencias totalmente unidas y separadas. Otra de las cosas más llamativas de la película son los efectos especiales. Los momentos de humor terrorífico están muy bien trabajados y los saltos inoportunos sobretodo mejor. Hace que James Wan domine a la perfección el gran catálogo de de recursos camarógrafos, iluminación, sonido y sobretodo en la actuación con el tema de la sugestión y la interpretación.


"Expediente Warren: El caso Einfeld" se convierte en la mejor película de terror del siglo XXI. Una película ambientada en la década setentera que nunca impera el capricho de la arbitrariedad e iguala a las mejores películas de terror de la historia. Estamos ante la gran tapada del verano. El terror siempre es un género que nos enorgullece y nos divierte y ahora tenemos al director más talentoso actual. "Expediente Warren" dejará boquiabierto a muchísima gente.

NOTA CINE-OCULTO: 7,5/10

jueves, 9 de junio de 2016

CRÍTICA DE LA SEMANA: X-MEN: APOCALIPSIS



Título original: X-Men: Apocalypse
Director: Bryan Singer
Guión: Simon Kinberg
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Música: John Ottman
Reparto: Michael Fassbender, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Oscar Isaac, Evan Peters, Rose Byrne, Sophie Turner, Tye Sheridan, Alexandra Shipp, Olivia Munn
Distribuidora: 20th Century Fox
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 143 minutos



Ya estamos nuevamente con los superhéroes. Y nada más ni nada menos, que la última de la saga X-Men. En esta nueva aventura de nuestros amigos los mutantes es más larga, extensa, abrumadora, loca y divertida. Y no quiero ser raro, pero poco a poco me estoy cansando de tantos héroes. Y tenemos para rato. X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse, Bryan Singer, 2016) narra la historia de Apocalipsis, el primer mutante que renace en nuestro siglo después de muchos años durmiendo. Magneto y otros tres mutantes más son apoderados por él para combatir contra los humanos y los demás mutantes en una cruel batalla que será el final de todos los tiempos...



El film venera a sus precesoras y aumenta la calidad en el guión. Es verdad que está acabando la vida del cine de superhéroes pero aún nos queda una gran remesa. Simon Kinberg corrige sin ningún problema los vacíos y sin sentido de las anteriores y aunque ya tenga sintomas de deterioro y el sentido del humor mas bajo de lo normal, podemos seguir confiando en esta saga. Sin duda alguna, Apocalipsis es el personaje mejor escrito y mejor creado de esta saga que consiguió meter el cine superheroíco en nuestras vidas. Los conflictos internos y externos se ven a una legua en un film con acción a raudales.


Michael Fassbender y James McAvoy son el alma de este film. Sus actuaciones están por encima de las anteriores y de los demás. Jennifer Lawrence, todo lo contrario, cansa desde el primer minuto. Su papel no tiene mucha importancia que la de un secundario. Las grandes sorpresas de este film son Oscar Isaac haciendo de Apocalipsis y Alexandra Shipp, la nueva tormenta. Todos los demás parecen meras marionetas que hacen lo suficiente para que sea un entretenimiento mutante y decente. Pero con un punto y aparte: Quicksilver. Ya lo demostró en X-Men: Días del futuro pasado (X-Men: Days of future past, Bryan Singer, 2014), aquí nos divierte con su "Sweet Dreams". Sin duda, el mejor personaje del cine superheróico. Grande. 

 Este gran film contiene una gran adrenalina y muy buenas secuencias de acción rodadas por el de siempre; Bryan Singer. Nuestro gran coreógrafo. Hay que admitir que consigue que la película comience por todo lo alto con mucha espectacularidad; sobretodo a gran escala. Los efectos especiales conllevan a una producción elefantiásica con criterio y talento. La música de John Ottman es muy plausible, sin despreciar al gran tema de Apocalipsis...


Para finalizar, estamos ante una película con menos rosca política y más centrado en los conflictos de los mutantes y los humanos; lo llamado amistad, tolerancia y amor. Singer ha hecho un film tan grandilocuente que puede ser odiado por muchos (sobretodo Disney, ejem) y amado por otros tantos más. Una buena mezcla de drama, fantástico y acción apocalíptica. Ah! Y Hugh Jackman al poder!





NOTA CINE-OCULTO: 7/10

miércoles, 25 de mayo de 2016

CINE OCULTO: THE BOY



Título original: The Boy
Director: William Brent Bell
Guión: Stacey Menear
Fotografía: Daniel Pearl
Música: Bear McCreary
Reparto: Lauren Cohan, Ruppert Evans, Ben Robson, Diana Hardcastle, Jim Norton, James Russell, Jett Klyne
Distribuidora: Vertigo Entertainment
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 97 minutos



Y aquí llega la siguiente en el apartado Cine-Oculto, "The boy" (ídem, William Brent Bell, 2016), una película de terror con un principio prometedor y un final fuera de lo normal. Lauren Cohan y Rupert Evans solventan su papel en un film tan típico de los años 80. Sabiendo que tiene buena intención, la película sufre de una sorpresa poco común. Una vuelta de tuerca que se complica y no es aterradora. “The boy” narra la historia de Greta, una chica joven que acepta trabajar como niñera en Inglaterra huyendo de su pasado. Al niño que debe de cuidar es un muñeco y al que tiene que seguir unas reglas muy estrictas, cuando desobedece esas reglas ocurrirán cosas muy extrañas…



Para comenzar, el guión tiene un principio prometedor, una historia capaz de agarrarte y no soltarte a lo largo de los minutos, pero Menear se complica. Aunque tenga una gran apuesta de terror con suspense y sea muy eficaz, se hace predecible. La estructura del guión funciona y el desarrollo es bueno, pero en el desenlace se desvanece toda la fuerza de la historia. Los conflictos internos como externos están puestos encima de la mesa desde el primer minuto de la película y hace que fluya todo muy bien. Menear ha hecho un trabajo decente.


Lauren Cohan como Ruppert Evans no destacan. A lo largo de una hora y media, la película se sostiene y ellos dos son, en parte, los grandes responsables de la historia. La dirección de Brent Bell es sencilla. Consigue atraer al espectador con golpes de efecto y momentos de suspense. Los planos subjetivos delatan mucho de la historia, pero aún así, funciona. Aunque no tenga una trayectoria filmográfica muy buena, en este film ha podido destacarse. Respecto al montaje es, totalmente, dinámico y paralelo. Un acierto que pasa desapercibido en el film.


Lo positivo de la película “The Boy” es que es un thriller terrórifico que mantiene en vilo al espectador. Aunque tenga su vuelta de tuerca al final del film y empeore la historia, tiene momentos aterradores que satisfaran a los espectadores del género. Para terminar, “The Boy” se convierte en un film metáforico sobre la sociedad. Ya lo veréis...


NOTA CINE-OCULTO: 6/10

DISTRIBUIDORAS:
SAQUENLA EN DVD...

lunes, 23 de mayo de 2016

CRÍTICA: HIGH-RISE



Título original: High-Rise
Dirección: Ben Wheatley
Guión: Amy Jump
Fotografía: Laurie Rose
Música: Clint Mansell
Reparto: Tom Hiddleston, Luke Evans, Sienna Miller, Jeremy Irons, Elisabeth Moss, James Purefoy
Distribuidora: Film4, Enbargo films
Nacionalidad: Reino Unido
Duración: 118 minutos




Bueno, antes de volver al mundo de los superhéroes, haré dos críticas. Una de ellas es sobre "High-Rise" (Idem, Ben Wheatley , 2016), la nueva película protagonizada por Tom Hiddleston. Un film banal, excéntrico y difícil de seguir. Una fotografía brillante, un montaje soberbio, pero una estructura totalmente artificial. En pocas palabras, no aporta nada al espectador. Lo que podría haber sido como un gran film sobre la lucha de clases, los ricos y los pobres, etc. se convierte en un revoltijo de todo en dos horas justas. Aún así, puede llegar a ser entretenida en algunos aspectos (no muchos). La película narra (por así decirlo) la llegada del doctor Laing a la torre Elysium, un edificio totalmente aparte de la humanidad en el que vive la sociedad ideal. Pero cuando suceden cosas extrañas y sobretodo, un suicidio poco común, todo se le viene abajo.


Como he dicho antes, tiene una fotografía espectacular y brillante, pero antes de hablar de eso, vamos con el guión. El guión escrito por Amy Jump basado en la novela de Ballard es un tumulto de definiciones y secuencias que no llevan a ningún lado. Es verdad que tiene su metáfora de la sociedad actual y sus posicionamiento ideológicos como sociales, pero los puntos álgidos están completamente apagados. No existe una definición de introducción, desarrollo y desenlace en la película. El guión viaja de causa-efecto continuamente. Sí que es un delirante guión sobre la demencia, el caos y la inanez, pero se pierde en todos los sentidos. Y encima, hay tantos personajes que no te puedes quedar con ninguno en concreto. En este film si que hay que destacar que una novela imposible más vale dejarla como estaba.


Tom Hiddleston realiza un papel brillante. Es, como decir, el aliciente para disfrutar de esta película tan característica. Sobretodo su torso desnudo. Luke Evans también realiza su papel. Sienta Miller y Jeremy Irons están como meras comparsas en el film. Y la dirección de Ben Wheatley es muy buena. Wheatley ha sabido plasmar en imagen la novela, pero no le acompaña para nada el guión y menos la estructura del film. La fotografía nos deleita con unas increíbles soluciones visuales y el montaje rápido no deja ningún respiro al espectador. Tiene momentos tan delirantes que son incluso divertidos y otros que aburren al público. Un film con sus más y sus menos. Un desastre en algunos niveles y un acierto en otros.


La película tiene una gran fuerza visual y con una bestia enloquecida totalmente hermosa. El problema gordo de este film, es que no es ni será atrayente para el público. La encontrará muy difícil de recordar y mejor dicho, de tragar... "High-Rise" será recordada por ser una película que habla de la lucha de clases en un edificio totalmente nuevo y futurista. La creación de un mundo aparte como si se tratara del mismísimo Adolf Huxley e incluso visto del maravilloso George Orwell, pero Jump y Wheatley lo han corrompido. Ni Hiddleston o Evans pueden salvar el film de la cremà. Aunque la dirección tenga sus momentos de lucidez.

NOTA CINE-OCULTO: 5,5/10

martes, 17 de mayo de 2016

CRÍTICA: TRIPLE 9



Título original: Triple 9
Dirección: John Hillcoat
Guión: Matt Cook
Fotografía: Nicholas Karakatsanis
Música: Atticus Ross
Reparto: Cassey Affleck, Anthony Mackie, Chiwetel Ejiofor, Kate Winslet, Aaron Paul, Woddy Harrelson, Clifton Collins Jr,
Gal Gadot, Norman Reedus.
Distribuidora: Anonymus Content
Duración: 115 minutos
Nacionalidad: Estados Unidos



En la fiesta del cine pude disfrutar de varias películas, una de ellas fue "Triple 9" (Idem, John Hillcoat, 2016). Un film de acción sin descanso; buenos sin escrúpulos y malos robaplanos. Un refrito de los años 60 con los acontecimientos de la nueva era. Un gran reparto y un gran director para un thriller de marras con cierto peso específico. Disfrutable y plausible, pero el guión es un despropósito de giros argumentales. Película de blockbuster por la noche, en la que no hay más que grandes actores y un director con grandes obras a sus espaldas. Un poco más de énfasis y hubiéramos tenido a un nuevo Michael Mann...  "Triple 9" narra como un grupo de criminales y policías corruptos planean activar esta alerta para así planear desviar toda la atención de la policía hacia otra punta de la ciudad y así perpetrar un robo sin ningún problema...


Como he dicho antes, el guión se basa en giros argumentales cada dos por tres. La película es soberbia en algunos momentos, pero a lo largo de todo el metraje el guión va decayendo. Matt Cook sufre de una cierta superficialidad narrativa lo que conlleva a complicar el guión. Pero en si misma, no es mala. Los actores lo corroboran y la dirección a veces es magistral. Típica película para disfrutar, desconectar de la sociedad y comer palomitas sin parar. Dejarse llevar de los giros, de las emociones del film y de los actores es lo mejor para pasártelo pipa con esta historia. Punto final.


En referencia a malos robaplanos es verdad. Kate Winslet está inconmensurable, su actuación de rusa sin escrúpulos es fabulosa. Con solo hacer pequeños guiños es capaz de hacernos temblar. Un actriz soberbia que deslumbra en cualquier papel que haga. Casey Affleck y Woody Harrelson también están muy bien, mientras que Chiwetel Ejiofor y Anthony Mackie nos muestra emociones a raudales. Sí hay un pero, pienso que Aaron Paul tuvo su estrella en "Breaking Bad" (Idem, 2008-2013, Vince Gilliam) aquí no; nada más. John Hillcoat realiza un film para devotos de thriller con peso y agallas. Ya lo demostró con la magnifica aunque ninguneada "Lawless" (Idem, John Hillcoat, 2012) y dio el pistoletazo de salida con "The Road" (Idem, John Hillcoat, 2009), pero aún le falta mejorar. Rueda con una fuerza visual espectacular, el juego del ambiente trágico con la atmósfera mafiosa es singular. También ayuda la fotografía de Karakatsanis. Sin duda alguna, la película es un viaje estupendo y sinuoso que sufre de agujeros en su temido y rítmico guión.


Estamos ante una película que tenía todo para triunfar en taquilla, pero que se queda en las filas de atrás; sus guión, sus actores, su dirección, su producción, todo era perfecto, pero se queda en que quiero pero no puedo. Aún así, es disfrutable y plausible. "Triple 9" no es la nueva "Reservoir Dogs" (Idem, Quentin Tarantino, 1992), pero es superior a todos los films con clichés de acción trepidante y juego de policías corruptos y mafiosos robaplanos.

NOTA CINE OCULTO: 6,5/10