CINE-OCULTO

CINE-OCULTO

lunes, 21 de noviembre de 2016

CRÍTICA DE LA SEMANA: ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS



Título original: Fantastic Beasts and where to find them
Director: David Yates
Guión: JK Rowling
Fotografía: Philippe Rousselot
Música: James Newton Howard
Reparto: Eddie Redmayne, Colin Farrell, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller
Distribuidora: Sony Pictures
Duración: 133 minutos
Nacionalidad: Reino Unido




 JK Rowling vuelve al mundo de Harry Potter con su nueva obra, "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" (Fantastic Beasts and where to find them, David Yates, 2016). Enamorará a los más pequeños y encantará a los más adultos. David Yates (el aprendiz visual de Rowling) ha conseguido llevar a cabo una gran película de un libro donde no hay historia y sólo le acompaña una recopilación de fantasía y animales. Con su característico tono oscuro y frío David Yates y Rowling llenan de calor y ternura a los exquisitos y desconocidos animales con unos personajes tan agradables y con unos diálogos muy fructíferos. Estamos ante el regreso del mundo mágico no muggle. Una sorpresa en toda regla. Un encanto para los más fieles. "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" narra la historia de Newt Scamander, un mago a quien le encargan de escribir un libro sobre los animales del mundo fantástico. Cuando, por equivocación pierde sus seres fantásticos comenzará una aventura que no podrá olvidar. Pero siempre hay peligros que acechan...


JK Rowling consigue de nuevo enamorar al espectador. Aunque la fuerza erradique en los diferentes seres que salen, la creación de los personajes son su fuerte. Grandes arcos de personajes en los secundarios y un tono naturalista y vitalista a lo largo de toda la historia son con lo que el espectador se puede topar. Diálogos muy bien trabajados. Mantiene el toque mágico e infantil de sus antecesoras, pero con una historia totalmente diferente que mantiene ciertos cabos sueltos muy agradables para continuarla en una segunda película. JK Rowling ha regresado con mucha fuerza y vitalidad al mundo de la magia con chispas sobrenaturales y encantadoras.


Eddie Redmayne vuelve a firmar una gran actuación. Su personaje tiene cierto carisma y atrae al público con su sensiblería y ternura. Un nuevo Darwin para el cine actual. Sus compañeros también están a la altura y sus arcos están muy marcados. Colin Farrell vuelve a sus fueros y demuestra que sigue siendo un gran actor. "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" recoge el gran relevo que dejó huérfano la saga de "Harry Potter" (Idem, Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell, David Yates, 2001-2011), pero el jefe David Yates ha conseguido enamorar a la crítica como al público. La fotografía de su secuaz Rousselot es oscura y trágica, perfectamente ambientada en los años 20 de Nueva York y contiene un montaje muy bien trabajado aunque, de vez en cuando, los desenfoques y los cortes no estén muy bien conseguidos. Los efectos especiales son un maravilloso aporte que consiguen embellecer toda la película. A toda persona se le ha puesto los pelos de punta con la canción original de la saga, pero James Newton Howard consigue transmitir un nuevo legado de partituras.


"Animales fantástico y dónde encontrarlos" es una película muy agradable, encantadora y bella. Tiene química los actores, los animales extravagantes son hermosos y tiernos, contiene grandes soluciones visuales y un antagonista no muy bien detallado transmitiendo al espectador una cierta maldad poco consistente en él. O sea, una gran película vitalista y naturalista. Darwin estaría agradecido, Ortega y Gasset la hubiera saboreado y el público la amará poco a poco...

NOTA CINE-OCULTO: 8,5/10

viernes, 28 de octubre de 2016

CRÍTICA: EL CONTABLE



Título original: The Accountant
Director: Gavin O'Connor
Guión: Bill Dubuque
Fotografía: Seamus McGarvey
Música: Mark Isham
Reparto: Ben Affleck, Anna Kendrick, J.K. Simmons, Jon Bernthal, John Lithgow
Distribuidora: Warner Bros
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 128 minutos




Gavin O'Connor vuelve a demostrar que su faceta artística y visual sigue siendo el vinculo de la familia. La película de "El contable"(The Accountant, 2016) es un gran aliciente para el publico actual. Tiene acción, fuerza, carisma y cierto toque thrilleriano que funciona a la perfección. Ben Affleck aporta su característica actuación dandole realismo a la película. Hay que admitir que tiene algún que otro fallo y puede ser predecible pero es divertida, entretenida y bastante efectiva. "El contable" narra la historia de Wolff, un contable, obsesivo con el orden y extremadamente tranquilo que tiene una segunda vida como asesino despiadado...


No es una sinopsis aclaradora, pero el guión tiene giros a cada momento, y aunque parezcan predecibles y susceptibles de verse a la primera, el juego entre el gato y el ratón funciona muy bien. El guión juega mucho con los flashbacks utilizándolo como el hilo conductor de la película, el drama de la familia. Una idea muy utilizada en sus anteriores películas. Pero no hay que dejar atrás, que "El contable" tiene a un actioner y es lo suficiente necesario para que el espectador quede enganchado. Gavin O'Connor y Dubuque saben jugar con el drama, el thriller y la acción en una misma película y aunque no esté del todo bien asimilado, es suficiente para entretener y pasar una buena tarde de palomitas.


Ben Affleck parece que comienza a aprender el rol de buen actor. Aquí vemos una versión mejorada entre "Batman v Superman" (Batman v Superman: Dawn of Justice, Zack Snyder, 2016) y "Perdida" (Gone Girl, David Fincher, 2014). Su rostro poco expresivo funciona muy bien como un contable autista. Anna Kendrick sigue sus patrones del cine buenrollismo. Y el magnifico J.K. Simmons demuestra que es uno de los mejores secundarios que existen en la actualidad. Las actuaciones no son su fuerte, pero hay que admitir que el trabajo de O'Connor es apreciable y muy sugerente. Y si intimidad familiar más aún. Su dirección en relación al trabajo de planos cortos y rápidos son un gran aliciente. La fotografía no destaca por encima de la historia donde el final deja boquiabierto al espectador. El juego de desenfoques y planos frontales llenan la pantalla. Tiene muchos atractivos y unos personajes (algunos planos) muy intensos, sobretodo en los flashbacks...


"El contable" es una soplo de aire fresco para el cine de acción. Es divertida y muy entretenida. Tiene cierto toque autorial y es agradable su disfrute. Affleck da seguridad al personaje y Gavin O'Connor dirige con firmeza. Aún así, siempre nos quedaremos con su obra menor y totalmente, maestra, "Warrior" (Idem, Gavin O'Connor, 2011).

NOTA CINE-OCULTO: 7/10

sábado, 22 de octubre de 2016

CRÍTICA: SNOWDEN



Título original: Snowden
Director: Oliver Stone
Guión: Oliver Stone, Kieran Fitzgerald
Fotografía: Anthony Dod Mantle
Música: Craig Armstrong, Adam Peters
Reparto: Joseph Gordon Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto, Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Nicolas Cage, Scott Eastwood, Timothy Olyphant
Distribuidora: Open Road Films
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración:134 minutos




 Oliver Stone vuelve al mundo del cine, pero esta vez desde la mano del americano Snowden quien dejó en jaque al país más grande del mundo, los Estados Unidos. Aunque ya no sea el revolucionario que era antes, Oliver Stone consigue transmitir al espectador una visión del mundo manipulada y vigilada por un pequeño grupo de personas y gobiernos. La película tiene gancho y eso se agradece. Es un buen thriller de principio a fin con ciertos convencionalismos, portentosa y que expresa revelaciones al espectador. "Snowden" (Idem, Oliver Stone, 2016) narra la historia de Edward Snowden desde su alistamiento al ejército hasta que reveló todas las informaciones secretas de los Estados Unidos al periódico The Guardian en el año 2013 después de los acontecimientos de Wikileaks.

Una bibliografía muy bien escrita. Y no es la primera de Stone. Aunque se bañe en el estilo bibliográfico dramático tiene cierto tono documentalístico con la aparición del verdadero Snowden en el tramo final de la película. Tiene todo lo que un guión puede ofrecer. Una gran introducción, un desarrollo fenomenal y con su McGuffin muy bien llevado y un final magistral. Puede aburrir dependiendo de lo que el espectador desee, pero su mezcla de heroísmo, thriller paranoico y conspiratorio y sus diálogos cotidianos y de calle estamos ante un film totalmente sobrio. En sí, Oliver Stone consigue crear al espectador una enciclopedia de Snowden perfectamente diseñada y sencilla. Un acierto después de tantos años apagado.

Joseph Gordon Levitt está espléndido. Su caracterización como Snowden es muy realista. Sus diálogos, sus movimientos y su facilidad para adoptar cualquier personaje consigue que nos "comamos con patatas" su gran actuación. Sin duda alguna, el aliciente número uno para disfrutar de "Snowden". Totalmente una actuación discreta y comprometida. La música de Armstrong y Peters es un personaje más en el film. No denota fuerza ni destaca ante lo demás. El montaje es frenético y necesario y la dirección de Oliver Stone no llega a ser tan sublime con sus anteriores trabajos, pero se nota que pone su gran granito de arena en la composición de los planos y el juego de travellings y generales. La fotografía de Dod Mantle es sombría y azulada lo que cuadra muy bien con el tema conspiratorio.


Aunque es un tema no muy bien visto, Oliver Stone consigue hacer una contribución perfecta al mundo tecnológico actual. Para aquellos que no hayan disfrutado de "Citizenfour" (Idem, Laura Poitras, 2014) aquí tienen el aliciente perfecto para poder adentrarse más en la cabeza de esta estrella capaz de dominar el mundo si le interesa. Un film llevado al extremo del drama y del suspense. Un trabajo inesperadamente bien realizado y maravilloso que tiene poco altibajos...

NOTA CINE-OCULTO: 7/10

miércoles, 19 de octubre de 2016

CINE-OCULTO: DESIERTO



Título original: Desierto
Dirección: Jonás Cuarón
Guión: Jonás Cuarón, Mateo García
Fotografía: Damian García
Música: Woodkid
Reparto: Gael García Bernal, Jeffrey Dean Morgan, Alondra Hidalgo
Distribuidora: Itáca Films
Nacionalidad: México
Duración: 94 minutos



Exhibida en Sitges, Jonás Cuarón transforma la tierra norteamericana en un campo de minas para los inmigrantes ilegales, esa es la obra titulada "Desierto" (Idem, Jonás Cuarón, 2015). Un film con imágenes tan potentes pero con una historia vista miles de veces. Dura y cruel, "Desierto", ópera prima, es agobiante y cruda, pero ágil y se convierte en un thriller entre el gato y el ratón. La película narra la historia de un grupo de inmigrantes ilegales mexicanos que traspasan la aduana, pero cuando su vehículo se detiene, un hombre armado va en busca de ellos y que disfruta eliminando a cada inmigrante que pasa la frontera estadounidense...


El guión de Cuarón y Mateo García tiene ciertas limitaciones. La película consiste solo en el tema de la supervivencia desde la perspectiva de la inmigración. No existe ese cáliz de aprendizaje en los personajes. Cada uno tiene su conflictos internos pero están demasiado rebuscados. En sí, es un drama muy bien guionizado como una acción en concreto. No tiene complicaciones ni sutilezas, por lo que la convierte en un film de trabajo actoral. En un abrir y cerrar de ojos. Eso sí, el tema fronterizo está a lo largo de todo el film. Y el fin de uno de sus personajes principales es necesario y limitado, y sí, está en la película...


Gael García Bernal realiza un actuación magistral. Su tono se convierte en realista a cualquier movimiento que haga. El trabajo de Jeffrey Morgan también es espectacular, pero no tiene ese aura que Bernal tiene y aparte, realiza un personaje donde es difícil de entender sus emociones. Pero eso sí, un trabajo actoral en el que Jonas Cuarón sabe como llevarlo a cabo. Realizan cargos tan emocionantes que dan un gran suspense a los espectadores. La fotografía de Damian García es brillante. El juego de los colores áridos y anaranjados dan cierto toque realista al desierto estadounidense (y al título en sí), además los planos y movimientos de cámara son especiales y la música de Woodkid siempre entra en el momento adecuado. Estamos ante un film que sin pena ni gloria entretiene al espectador.


Jonás Cuarón ha aprendido rápido el tema de la dirección. Aunque no sea tan poco explícito como el cine de su padre, no defrauda al espectador. El tema de la inmigración ilegal y sobretodo del tema fronterizo es lo que envuelve a este film. Y aunque sea una película simplista, se convierte en un correcaminos entretenido y minuciosamente ágil.

NOTA CINE-OCULTO: 6/10


lunes, 17 de octubre de 2016

CRÍTICA DE LA SEMANA: UN MONSTRUO VIENE A VERME



Título original: Un monstruo viene a verme
Dirección: J.A. Bayona
Guión: Patrick Ness
Fotografía: Oscar Faura
Música: Fernando Velázquez
Reparto: Lewis MacDougall, Felicity Jones, Liam Neeson, Sigourney Weaver, Toby Kebbell
Distribuidora: LionGate Pictures
Nacionalidad: España
Duración: 108 minutos



J.A. Bayona vuelve y con un monstruo bajo el brazo. Y es posible, que ahora ya sea el mejor director español del momento. "Un monstruo viene a verme" (Idem, J.A. Bayona, 2016) es deliciosa, maravillosa y dura. Un melodrama en toda regla donde la dirección, las actuaciones y los diseños de producción van al mismo son. Una película con cierto cariño nostálgico y a la vez una gran fábula sobre la madurez de la humanidad sin dejar de lado la inocencia. "Un monstruo viene a verme" narra la historia de Connor, un niño que tiene que hacer frente a la enfermedad terminal de su madre con la ayuda de un monstruo que le contará tres historias, pero sus fantasías tendrán resultados devastadores en la realidad. Aún así, tendrá que aprender a vivir con su calculadora abuela...


Bayona, en mi opinión, consigue transmitir por fin un aura mágica e impresionante. El guión de Patrick Ness está muy hilado, los desarrollos de los personajes fluyen perfectamente y los significados ocultos muy bien añadidos. Se consigue un arca de personaje precioso y bien trabajado donde el monstruo demuestra ser el maestro Yoda de este cuento gótico dramático. Las escenas de acuarela son espectaculares y llama la atención la unión de ficción con animación. Maravilloso trabajo. Con la ayuda de Bayona, han construido una película inmensa, peculiar e inolvidable.


El personaje de Lewis MacDougall es una maravilla. Es todo aquel niño que se enfrenta ante la realidad con la imaginación. Y donde cualquier espectador puede entablar una relación en todo momento. Felicity Jones, la actriz del momento, siempre oculta los secretos, pero su papel es trágico y doloroso. Totalmente melodramático y con un final poco esperanzador. Una maravilla de trabajo. Sin dejar de lado a Liam Neeson como el monstruoso árbol o a Sigourney Weaver y su papel de abuela fría y realista. Un gran trabajo de Bayona como actoral. Por fin, Fernando Velázquez sabe donde hay que hilar la música y sin realizar momentos tensos. Una preciosidad de banda sonora para todos los oídos. El arte y el vestuario son sobresalientes. Y los tonos oscuros de la fotografía de Faura demuestra el dolor a lo largo de toda la película y los enfoques y desenfoques se convierte poco a poco en puntos a favor.


Que pena que no haya obtenido un respaldo abrumador como fue "Lo imposible" (Idem, J.A. Bayona, 2012) o "El orfanato" (Idem, J.A. Bayona, 2007), películas menores ante esta obra donde Bayona se alimenta del cine ochentero, de sus ídolos y maestros Spielberg y compañía y de referencias visuales cinematográficas en cualquier plano. Pero falta algo, el aura que tiene los maestros del cine. Poco a poco. Por ahora, nos construye un cuento sobre el infierno que envuelve nuestras vidas...

NOTA CINE OCULTO: 8/10

martes, 11 de octubre de 2016

CINE OCULTO: THE NEON DEMON



Título Original: The Neon Demon
Director: Nicolas Winding Refn
Guión: Nicolas Winding Refn, Mary Laws, Polly Stenham
Fotografía: Natasha Braier
Música: Cliff Martinez
Reparto: Elle Fanning, Jena Malone, Keanu Reeves, Christina Hendricks, Bella Heathcote, Abbey Lee
Distribuidora: Space Rocket Nation, Amazon Studios
Nacionalidad: Francia
Duración: 117 minutos



Sitges 2016 da mucho que hablar y ahora tenemos otra de las películas más llamativas de este festival. "The Neon Demon" (Idem, Nicolas Winding Refn, 2016) es pretenciosa, enfermiza pero preciosa y cautivadora. Nicolas Winding Refn vuelve a fascinar con una espectacular fotografía y un diseño de producción maravilloso, pero sigue pecando en silencios sin sentido y diálogos diáfanos. Una grotesca visión de la moda que choca con el significado del terror y de la energía oscura de cada minuto. "The Neon Demon" narra la historia de Jesse, una chica que se embarca en el mundo de la moda. Cuando las marcas y los fotógrafos la desean, las otras modelos entrarán en una espiral vampírica con la única intención de acabar con la vida de Jesse...


El mundo de la moda, ya de por sí, es un mundo mal visto, demoniaco y a veces, desolador, pero Nicolas Winding Refn ha convertido este universo en algo surrealista con una cierta vanidad y una feroz crítica alegórica. El guión decae en sí mismo como si fuera una pirámide mal construida. Una historia que podía dar de sí y que termina en algo pretencioso. Sin negar su cierta crítica a la moda. El tema del vampirismo es superficial y, aunque intente llenarse de la filmografía de Lynch, Argento o una visión muy cercana al film "El Ansia" (The Hunger, Tony Scott, 1983) no cautiva al espectador.


La actuación de Elle Fanning o Christina Hendricks rozan la perfección. Son los únicos personajes por lo que el espectador mantiene la compostura. Sus pocas expresividades (no quiera decir que es lo único que saben hacer, que no es así) transmiten el terror y la singularidad de ese mundo. La fotografía es, en sí misma, la perfección en toda regla. El juego de neones, colores estrambóticos y contrastes hacen que te embarques en las líneas rectas y perfeccionistas. No quiera decir que con ello, la película sea especial. Es la virtud de un creador de videoclips como es Nicolas Winding Refn.


Lo que más destaca es la simbiosis que tiene Refn con el cine. Y ahí es lo que le convierte en pretencioso. Los títulos de créditos, el NWR y el logo de "The Neon Demon" pierden eficacia y convierte el film en autor con ganas de triunfar y demostrar que es mejor que los demás. Error. Aunque es un viaje espiritual mediante una crítica alegórica al mundo de la moda, se extravía en un "trash" faustiano perdido por el onanismo mental... Vuelve a tus fueros y conseguirás triunfar Refn... Necesitas otro "Drive" (Idem, Nicolas Winding Refn, 2011).

NOTA CINE-OCULTO: 5,5/10

lunes, 10 de octubre de 2016

CINE OCULTO: SWISS ARMY MAN



Título original: Swiss Army Man
Director: Dan Kwan, Daniel Scheitert
Guión: Dan Kwan, Daniel Scheitert
Fotografía: Larkin Seiple
Música: Andy Hull, Robert McDowell
Reparto: Paul Dano, Daniel Radcliffe, Mary Elizabeth Winstead, Timothy Eulich, Marika Casteel
Distribuidora: Cold Iron Pictures
Nacionalidad: Estados Unidos
Duración: 95 minutos



Entiendo porque la gente huyó en Sundance, entiendo porque Sitges la ha solicitado como agua de Mayo y entiendo que enamore a cierto publico y la odie otro publico. “Swiss Army Man” (Idem, Dan Kwan, Daniel Scheinert, 2016)  es escatológica, flatulenta, asquerosa y horripilante pero tiene un trasfondo maravilloso, habla sobre la amistad, el amor y sobretodo sobre la vergüenza. La película protagonizada por Daniel Radcliffe y Paul Dano no tiene ni pies ni cabeza, no tiene una introducción aclaratoria ni un final creíble, bueno, nada es creíble a lo largo de los 90 minutos. Narra la historia de un chico que sufre un naufragio en una isla pérdida y decide suicidarse hasta que encuentra el cuerpo de una persona en la orilla del mar. Cuando descubra que el muerto tiene flatulencias, es una fuente potable de agua o consiga ser una brújula magnífica, cambiará el rumbo de la vida del chico...


El guión es totalmente estrambótico. Los cliffhangers, los puntos álgidos o el desarrollo del la historia gira en torno a los dos actores. Es una historia surrealista en todo su proceso y los diálogos son, a veces, un cúmulo de conversaciones callejeras y sin sentido.  Una batalla entre el aguante y la diversión. Pero eso sí, han sabido llevar a cabo una metáfora sobre la vida. Mediante pedos, eructos, masturbaciones y todo lo que se os ocurra, Kwan y Scheinert han construido una historia suculenta pero que tiende a que el espectador aguante sin complejos ante un final totalmente horrible y desastroso. Su punto negativo.


Paul Dano y Daniel Radcliffe llevan todo el peso de la película. La historia se basa en la relación de ellos dos. Un vivo y un muerto que revive. Hay que admitir que es mérito que la película no tenga bajones y construya la historia sin que decaiga. El problema erradica en que la historia sigue siendo totalmente plana y llena de gags. Un guión surrealista con unos actores tan dramáticos que hacen fluir la película y la tienden a formar en algo poético, original y emocionante. Referente a la música está diseñada para hacer una atmósfera extraña y soñadora, pero los sonidos llegan a cansar y provocar al espectador molestia. Eso sí, la fotografía como el montaje y sobretodo, el diseño de producción mantienen a raya la historia...


Tiene sus alicientes para poder disfrutar de la película. En la que puedes disfrutarla como poesía. "Swiss Army Man" establece una conexión con cierto público, pero a otros es capaz de sacarles de la historia y hacer pensar al espectador que es simplemente un film infantil sin sentido alguno en el que dos actores buscan el dinero fácil. Pero volvamos a su trasfondo mediante pedos, eructos, masturbaciones y conversaciones incorrectas y observaremos como la "Swiss Army Man" es una película llamativa y surrealista que querrán colocar en sus estanterías. Es un proverbio visual sobre la vida y sobre la amistad.

NOTA CINE-OCULTO: 4,5/10